Creemos que, para el desarrollo de los niños y niñas, es fundamental una educación inicial de calidad, el involucramiento y participación de las familias como primeros educadores y políticas públicas eficientes que les permitan desarrollar las habilidades, condiciones y herramientas necesarias para lograr sus sueños y aspiraciones.